miércoles, 21 de marzo de 2012

Rocódromo Factoria Joven de Mérida

Sin lugar a dudas algo que se sale de lo normal, uno de los rocódromos más creativos producidos por Top30.

De la mano de los arquitectos Selgas Cano surgió la idea de un centro singular, La Factoria Joven de Mérida, un punto de encuentro para los más jovenes donde desarrollar actividades "alternativas", skate, btt, danza... y como no escalada. Todo ello englobado en un conjunto arquitectonico futurista que aloja uno de los rocódromos más peculiares construidos por Top30... dado que el diseño partió de los propios arquitectos, así como la selección del tipo de panel, los colores... una incursión "vertical" de los conocidos arquitectos madrileños.
El tipo de panel utilizado no existe en el catálogo de Top30 y fue desarrollado en exclusiva para esta instalación, un panel de aspecto similar al Top Wave pero con alma de fibra de vidrio, todo un desafio para lograr replicar el diseño de los arquitectos. La anchura total del rocódromo alcanza los 10,5 metros para una altura de 12, y sobre el mismo se han colocad 600 presas de escalada Top30 entre las que se encuentran las conocidas iholds. Todo un reto para los escaladores locales que ya utilizan el rocódromo con total normalidad.

Un desafio técnico

Es uno de los proyectos que mas trabajo ha costado sacar adelante en Top30, por primera vez se trataba de adaptar la escalada a un edificio singular, a un conjunto estructural de gran complejidad. El rocódromo totalmente autoestable, hace a la vez de soporte de la llamativa cubierta de policarbonato que hace de tejado de la instalación. Además el rocódromo en su parte posterior se mezcla con la zona de skate, creando una interesante combinación que Selgas Cano visualizaron desde los primeros bocetos del proyecto. Una interesante experiencia que es ya un icono de la ciudad de Mérida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada